Existe una gran variedad de lonas en el mercado, cada una fabricada con distintos materiales de acuerdo con las necesidades del cliente. Si bien, los más comunes son polietileno y PVC, cada uno aporta distintas características a las lonas, lo cual cubre las necesidades y aplicaciones de cada una.


Por lo general, las lonas están fabricadas de un tejido de rafia plastificada, cubiertas de una capa de polietileno, lo cual les da propiedades impermeables. Esta rafia es una fibra sintética que se obtiene del polipropileno, el cual es un material reutilizable debido a sus características de alta resistencia, flexibilidad y durabilidad. La rafia es fabricada con trenzas de hilo flexible, el cual es cruzado en ángulos de 90 grados. Debido a que el polietileno en un material de alta resistencia a la compresión y tensión, se acopla de manera inmediata. También es impermeable y básicamente no se altera en las temperaturas bajas, por lo que estas no perjudican su composición cuando es utilizada en exteriores.


Existen otras lonas fabricadas de PVC, el cual es un material mucho más resistente y con propiedades impermeables. Su capacidad de soportar cambios térmicos desde 30 grados C hasta 70 grados C lo hacen una herramienta muy importante para muchas aplicaciones: construcción, ingeniería, remolques, ferias, etc.