Este es un tipo de lona muy utilizada gracias a que es posible utilizar distintos diseños y colores. Está compuesta por fibras acrílicas o sintéticas que tienen un recubrimiento que las protege por ambas caras el cual la hace resistente y duradera por lo que puedes usarla en toldos y otros usos en exteriores.

Esto es un factor a tomar en cuenta, ya que cualquier lona que adquieras debe ofrecerte una buena cantidad de años de vida útil. Muchas veces es posible que un precio bajo nos parezca más atractivo, pero en una lona que va a estar expuesta al sol y a otros agentes climatológicos siempre será mejor hacer una inversión a largo plazo que un pequeño gasto que en meses tendremos que realizar nuevamente.

Otra característica de resaltar es que el color de estas lonas está impregnado en el hilo que la compone. Esto les permite tener mucha más resistencia a la decoloración que causa la luz solar.

Estas lonas se ven muy bien gracias a su estética y acabado, por lo que son una excelente opción para tus proyectos. Además, darles mantenimiento solo requiere de un cepillo y agua.