Fabricar una lona y cumplir con los estándares de calidad que se requieren para entregar un producto óptimo, te ayudará a lograr la satisfacción de los clientes; razón por la que, en Bodega de Lonas cuidamos al máximo dos aspectos: utilizar la mejor materia prima y garantizar la calidad del sellado o costura empleada.

Los factores que inciden en un buen sellado son principalmente tres: la presión que ejerce el equipo con el que se realice este proceso; la temperatura con la que se sella, a través de calor, la cobertura de PVC y la lona sin que se dañe el material ni su apariencia estética y la velocidad con la que la herramienta pasa sobre la lona.

Para determinar la manera correcta de sellar un producto, es necesario hacer pruebas previas utilizando la herramienta de sellado, para que una vez que se aplique calor y se enfríe, se jalen los extremos. Si el desprendimiento es uniforme y deja al descubierto el textil, la temperatura ha sido la correcta.

¿Quieres conocer el procedimiento de confección y sellado que realizamos en Bodega de Lonas? No dudes en ponerte en contacto con nosotros, con gusto te compartiremos las características de los productos que fabricamos.