Las lonas son utilizadas en distintos sectores gracias a su versatilidad y variedad de materiales, gramajes, colores, medidas y características. Como ya lo hemos visto, una lona te puede cubrir del mal clima, del polvo o incluso para promocionar algún producto, pero esta ocasión te mostramos otras utilidades que puedes darle a tu lona.

En la agricultura es común ver que se utilizan las lonas como ayuda para recolectar aceitunas o frutas. Esto es gracias a que, al ser resistentes, es posible transportar una gran cantidad de cosecha de manera sencilla.

Otro de los grandes consumidores de lonas es el sector agrario. En este ámbito se utilizan para cubrir los plantíos contra las heladas y animales, cubrir la tierra, en invernaderos y para proteger la madera. También es posible usarlas para cubrir distintos tipos de maquinaria agrícola y como protección contra el viento.

Como seguramente lo has notado, los mercados y tianguis hacen uso de diferentes tipos de lonas para cubrirse del sol o para su mercancía. Pasar horas debajo del sol sería muy complicado si no existieran los toldos hechos de lonas, así como también se complicaría mucho resguardar la mercancía.

¿Qué hay de un sector que tenga que ver más con el ocio y el esparcimiento? ¿Se pueden utilizar lonas en este caso? ¡Por supuesto que sí! Muchas ferias itinerantes también utilizan las lonas como protección contra el sol o se usan carpas que permiten delimitar un espacio de otro.

Como ves tu lona te puede servir para muchas cosas, pero debes elegirla bien. En Bodega de Lonas contamos con especialistas que pueden ayudarte y resolver todas tus dudas.